Mutaciones y sus consecuencias

Logos77

DEL BLOG DE LOGOS77
entropia-genc3a9tica-confirmada3

Las mutaciones son, (primordialmente y de acuerdo a los científicos), cambios permanentes en el ADN. El ADN es la unidad de almacenamiento de información para todos los organismos, incluido el ser humano. El ADN se compone de dos largas cadenas que forman un doble hélice, compuesto de nucleótidos con bases nitrogenadas. Estas se representan por las letras G, C, A, y T. Cada una de estas bases o “letras” son parte de un código que almacena información sobre el color del pelo, la altura, la forma del ojo, etc. etc. Las bases se aparejan de dos en dos.

Las cadenas del ADN también contienen las instrucciones para formar proteínas, las cuales son esenciales para formar la vida de un organismo. Cada código de tres “letras” codifican para formar los aminoácidos que componen las proteínas.

Cuando se produce una mutación, (la cual se debe a la entropía que existe en el mundo a causa del pecado, según la revelación de Dios), hay un error en la secuencia de la información genética. Los evolucionistas no tienen ni idea porque existen las mutaciones, pero creen que la selección natural sin dirección inteligente las evita.

Sigue leyendo

Anuncios

¿Por Qué Debemos Considerar al Ateísmo como Pecado?

DEL BLOG DE LOGOS77dinosaur-info01

Lo primero que debemos decir sobre el ateísmo es que a los ojos de Dios no es una opción intelectual creíble, sino un pecado. De hecho, según la Biblia, es peor que el pecado de homicidio. ¿Cómo puede ser que, rehusar creer en Dios sea peor que el homicidio? La respuesta es que la incredulidad está detrás del homicidio, al igual que está detrás de cada pecado. La incredulidad (el ateísmo) es la que niega la existencia de Dios, rechaza todas Sus normas morales y borra cualquier idea de que un día el pecador tendrá que rendir cuentas a Dios por todas sus obras. La incredulidad es lo que da al pecador ‘libertad’ para hacer lo peor. Por lo tanto, la incredulidad es lo que da rienda suelta a todo el mal.

Una de las críticas más leves que se pueden aplicar al ateísmo es que es orgullosamente malagradecido. El ateo dice, “no le debo nada a nadie. Estoy aquí, existo, soy un ser humano, y no tengo la intención de reflexionar acerca de dónde vengo ni cómo vine aquí. En lo que a mí concierne, no le debo gratitud alguna a ningún Creador.” Así es el ateísmo. Es la actitud de un niño altamente consentido que se considera a sí mismo el centro y único objeto del universo, y que ve a sus padres, que son fuente de todos sus beneficios, como sirvientes que le deben todo.

Charles Spurgeon

*La propiedad “hintelectual” de este post pertenece a Logos77

logos77.wordpress.com/2011/08/07/%C2%BFpor-que-debemos-considerar-al-ateismo-como-pecado/