No hay macro-evolución

DEL BLOG “LA GRACIA DE DIOS” AUTOR LOGOS77

https://logos77.wordpress.com/2010/12/29/no-hay-macro-evolucion


Mira hermano; lo que planteas no tiene fundamento:
Perros, lobos y coyotes tienen crías… ¡porque son de la misma especie! Ya lo expuse en un comentario anterior.
Sigue leyendo

Anuncios

Dinosaurios, ¿evidencia de millones de años? Nada de eso.

LOGOS77’S BLOG

DEL BLOG DE LOGOS77

http://logos77.wordpress.com/2010/12/27/dinosaurios-evidencia-de-miles-de-millones-de-anos-nada-de-eso


En 1961, buscando petróleo, un geólogo tropezó con un gran depósito de camas de hueso que entonces creyó serían restos de bisonte, al aparecer frescos, no permineralizados [sin fosilizar]. Luego de 20 años, unos paleontólogos los identificaron como huesos de dinosaurios astados; grandes y pequeños carnívoros.

En 1987, un esquimal recogió un fragmento de hueso, que puso en manos de científicos del “Memorial University in Newfoundland, Canada [Terranova]. Días después, el fragmento fue identificado como perteneciente a un dinosaurio Duckbilled, ‘sin fosilizar’.

En 1990, en EE.UU, hallaron un esqueleto de T. Rex muy preservado. Cuando llevaron los huesos a la Universidad Estatal de Montana, vieron que algunas partes muy profundas dentro del hueso largo de una pata, no se habían fosilizado completamente, e incluso hallaron colágeno1.

Hallar huesos de dinosaurios sin fosilizar, ya es en sí una evidencia de que no pueden haber pasado los 65 millones de años que se afirma como tiempo de extinción. Decir que un hueso puede permanecer millones de años sin fosilizar, es un absurdo anticientífico.

Y Mary H. Schweitzer, Doctorada en Biología, reportó haber hallado restos de hematíes en estos últimos huesos de Trex, que luego resultaron ser restos de Colágeno1. Lo de la presencia de partes blandas en porciones no fosilizadas de huesos de dinosaurio, no es la primera vez que sucede. La bióloga Dr. Margaret Helder informó a los lectores de la revista Creation, sobre hallazgos de huesos ‘frescos’, no fosilizados.

A pesar de tales evidencias, se sigue diciendo que se extinguieron 65 millones de años atrás; por cierto, la misma extinción asignada al Celacanto que, sin embargo, nada hoy a sus anchas, mostrándose tal cual su ‘fósil’, sin ningún síntoma de evolución en su cuerpo.

Cada quien cree en lo que cree; por eso la venta de comics evolucionistas se incrementa tanto, que cada año se publican más. Pero a pesar de eso, la Ciencia continúa avanzando, y los comics terminarán relegados al sitio que les pertenece: la ficción.

Ref. Comentario de Jorge Linares