“Bendeciré a los que te bendijeren y maldeciré a los que te maldijeren” (Génesis 12:3) / Promesa de Dios para Abram y los creyentes, no para el Israel incrédulo (Primera parte)

desert

Estas son palabras famosas de la Biblia. Muchos las repiten hoy día pero me temo que no las hemos interpretado bien.

Dios llamó a Abram y le dijo:
“Vete de tu casa y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás de bendición. Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; Y SERÁN BENDITAS EN TI TODAS LAS NACIONES DE LA TIERRA”.

Sigue leyendo

Anuncios