La ley de la Termodinámica contradice la teoría de la evolución

DEL BLOG “LA GRACIA DE DIOS” AUTOR LOGOS77

http://logos77.wordpress.com/2014/09/30/la-ley-de-la-termodinamica-contradice-la-teoria-de-la-evolucion/


Esta es la respuesta del Dr. Jonathan Sarfati respecto de la objeción evolucionista de que su hipótesis no contradice la segunda ley de la termodinámica ya que la Segunda Ley solamente aplica a sistemas cerrados, y que como la tierra es un sistema abierto, no es aplicable.
“La Segunda Ley puede ser descrita de varias maneras, por ejemplo:

– Que la entropía del universo tiende hacia un máximo (en términos sencillos, la entropía es una medida del desorden):
– La energía disponible se está acabando
– La información tiende a ser confundida
– El orden va hacia el desorden
– Un revoltijo al azar, nunca podrá organizarse por sí mismo

Esto también depende del tipo de sistema:

Un sistema aislado no intercambia ni materia ni energía con sus alrededores. La entropía total de un sistema aislado nunca decrece. El universo es un sistema aislado, aún así está en deterioro.
Un sistema cerrado intercambia energía, pero no materia, con sus alrededores. En este caso, La 2da ley establece que la entropía total del sistema y sus alrededores nunca decrece.
Un sistema abierto intercambia ambos, materia y energía, con sus alrededores. Ciertamente, muchos evolucionistas defienden que La 2da ley no se aplica en sistemas abiertos, pero esto es falso. El Dr John Ross de la Universidad de Harvard declara:
…no existen violaciones a La segunda ley de la termodinámica. Generalmente, esta ley se establece para sistemas aislados, no obstante, esta ley bien puede aplicarse a sistemas abiertos… la noción de que la segunda ley de la termodinámica falla en estos sistemas se debe a que se le asocia con el concepto de la termodinámica conocida como lejos-del-equilibrio. Es importante asegurarse que este error no se perpetúe por sí mismo.
Los sistemas abiertos aún tienen la tendencia al desorden. Existen casos especiales donde el orden local puede incrementarse a expensas de un mayor desorden en otro lado. Un ejemplo La cristalización. El otro ejemplo lo tenemos en maquinarias programadas, que dirigen la energía para mantener e incrementar su complejidad a expensas de incrementar el desorden en otros lados. Los organismos vivos tienen esa maquinaria para convertir la energía y hacer las estructuras complejas de la vida.
El argumento de sistemas abiertos no ayuda a la evolución. La energía en bruto no puede generar información compleja específica en organismos vivos. La energía sin dirección simplemente acelera la destrucción. El ponernos al sol no nos hará más complejos, ya que al cuerpo humano le faltan los mecanismos para utilizar adecuadamente el exceso de energía solar directa. Si se expone usted por mucho tiempo a las radiaciones solares se arriesgará a desarrollar cáncer en la piel, porque la energía solar no encausada causará mutaciones. (Las mutaciones son errores de copiado en los genes que generalmente pierden información). Similarmente, un flujo de energía no controlada en una ‘sopa de componentes primordiales’ para la vida, romperá más rapidamente las moléculas complejas de la vida de lo que pueden ser formadas.
Sería como querer que un automóvil avance derramando gasolina sobre él y prenderle fuego. No, el automóvil avanzará a medida que la gasolina es dirigida para desarrollar una función, siendo utilizada como energía para mover los pistones que producirán un movimiento en el cigüeñal, etc. Un toro en una tienda de cerámica sería también energía destructiva. Pero si el toro se amarra a un generador, y la energía producida por éste se dirige a una máquina moldeadora de cerámica, entonces podemos decir que la energía pudo ser usada para producir productos de cerámica.
Para hacer proteínas, una célula usa la información codificada en el ADN y una máquina decodificadora muy compleja. En el laboratorio, los químicos pueden usar maquinarias muy sofisticadas para hacer que las unidades para hacer la estructura (bloques) se combinen correctamente. Una energía sin dirección resultará en la producción de combinaciones erróneas, y hasta en la destrucción de los bloques de estructuración.
Considero que los argumentos termodinámicos son excelentes cuando se usan adecuadamente, y las suposiciones de los ‘sistemas abiertos’ pueden ser anticipados.”
Pero bueno, los evolucionistas siempre van a luchar con garras para sostener y perpetuar su absurda teoría, encontré esto de un ensayo al respecto elaborado por un evolucionista: “Si la evolución violase la Segunda le de la Termodinámica, entonces es esta ley, no la evolución, la que tendría que ser falseada.”
Que barbaridad!!
Anuncios

11 thoughts on “La ley de la Termodinámica contradice la teoría de la evolución

  1. COMENTARIO CENSURADO POR LOGOS77

    On +00002014-09-30T20:29:22+00:0030000000bTue, 30 Sep 2014 20:29:22 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 pm09 tururu said:
    Tu comentario está pendiente de moderación.

    Si, es por eso que las semillas no se pueden convertir en arboles mediante energía solar !!!!

    Notese la ironía

    En fin, por mucho que se os explique jamás entenderéis ni la termodinámica ni la evolución, eso si está claro.

    Es triste que un químico segundón, por inculto y fanático religioso que sea, sea capaz de decir tantas barbaridades sin sonrojarse. Quizá es porque se hace rico vendiendo libros.

    Que barbaridad!!

  2. Este comentario pertenece a este blog y no al blog censor

    Efectivamente, tururú.

    Las semillas germinan gracias a que la energía del Sol activa información previamente codificada en ellas.
    Es decir, un sistema abierto dispone de la capacidad de generar orden, en tanto en cuanto sea receptor de energía, pero necesita de las condiciones para que ese aporte de energía se convierta efectivamente en orden.
    Por eso, la insistencia de los “creatas” con que se incumple el segundo principio, es efectivamente una estupidez, ya que la Tierra dispone de entrada de energía constante.
    Pero es que, además no debemos dejarnos enredar por la palabrería vacía de estos vendedores de humo que son los literalistas en particular y los creyentes creacionistas en general. Normalmente, y en este caso lo hacen de nuevo, mezclan “Evolución”, que es un proceso POSTERIOR a la aparición de esas estructuras capaces de usar la energía para aumentar su complejidad, con abiogénesis o surgimiento de la vida.
    Y es, precisamente es un comentario del “experto” citado en el artículo donde se encuentra el error más importante de su análisis, porque precisamente la mejor aproximación, en mi opinión, de que disponemos ahora mismo respecto al origen de la vida se encuentra precisamente en el estudio de sistemas termodinámicos alejados del equilibrio, y se la debemos a los trabajos del premio nobel de química Ilya Prigogine, así como también a las aportaciones que realizó Erwin Schrödinger en su libro “Que es la vida”.

  3. Este comentario pertenece a este blog y no al blog censor

    Logos77 debe de actualizarse: en la siguiente dirección dan argumentos que deben evitarse. Uno de ellos es el de la segunda ley de la termodinámica. Otro de ellos es el famoso “si los humanos vienen de los monos, ¿por que hay monos todavía?” (se ve que los creacionistas no leen ni su propia “literatura”.

    La dirección
    https://answersingenesis.org/creationism/arguments-to-avoid/

    Y ya ven que no es un ministrillo de tres al cuarto el que recomienda no usar estos argumentos. Es “Respuestas en Génesis”; toda una institución en el mundo creacionista.

  4. Este comentario pertenece a este blog y no al blog censor

    Ja, qué bueno !!!

    Así que ni entre ellos mismos se ponen de acuerdo… aunque bueno, eso no es ninguna novedad, si ni tan siquiera se ponen de acuerdo en que versión de cristiano ser, si la que debe dar tres palmadas saltando a la pata coja cada mañana para agradar a su dios, si se debe o no cambiar la sangre o que comer para ir a su parcelita celestial, que ropa interior llevar, etc.

    Informaré a Logos77 sobre las recomendaciones de answersingenesis, aunque quien sabe, para Logos77 igual hoy les toca el día de ser satánicos y mañana tener más razón que el Cardenal Bellarmino

    “Afirmar que la Tierra gira alrededor del Sol es tan erróneo como proclamar que Jesús no nació de una virgen”

    😉

    PD: Me tengo que inventar otro nick, me tiene censurado por todos los lados y ni puedo publicar para que “modere” mi comentario… que pereza… Ahhh ya está, me llamaré Bellarmino

  5. Este comentario pertenece a este blog y no al blog censor

    De hecho, si uno va a la sección de argumentos creacionistas de Talkorigins, mas concretamente al que trata de la termodinámica y la evolución: http://www.talkorigins.org/faqs/thermo.html y pincha en el enlace que va a Answers in Genesis (en el que precisamente el citado Safarti “derriba” la evolución) se encuentra con el “Page not found”. Puede que hayan movido el artículo de sitio, pero he hecho una pequeña búsqueda y no lo he encontrado, así que veo más probable que lo hayan eliminado.

  6. Hola a todos.

    Escribí esto en el blog de la fundamentalista, pero, para variar, dudo que me lo publique. Lo pongo aquí para que se conozca, se me corrija en caso de error de mi parte (no soy físico, sino matemático) y se use como se crea conveniente, si es el caso, incluso para evidenciar los errores conceptuales en los que cayera quien esto escribe.

    Saludos a toldos los fans de esta página educadora :mrgreen:


    COMENTARIO CENSURADO POR LOGOS77

    Mira inútil, edúcate un poco antes de hacer el ridículo.

    La Termodinámica Clásica (sobre la que descansa buena parte de nuestra ciencia y nuestra industria) es una ciencia fenomenológica (estudia fenómenos físicos perfectamente determinados), experimental (su propia historia lo indica: nace en la primera revolución industrial y es hasta el siglo XIX que se empieza a formalizar su teoría, además de que toda su teoría es comprobable experimentalmente) y macroscópica (trabaja con elementos de nuestra cotidianidad, como la mecánica clásica), ya que en caso de dedicarse a la parte microscópica, a la termodinámica clásica se le llama física estadística, y de todos modos se quedan las leyes de la termodinámica clásica.

    La termodinámica, para poderla entender, tiene que saberse que depende de conceptos como “sistema termodinámico” (que depende del estudioso que va a estudiar un fenómeno dado), en el cual se establecen “fronteras” (que aíslan el sistema del resto del entorno, pudiendo ser estas “fronteras” físicas o incluso matemáticas), “alrededores” (que se encuentra definido a partir del sistema termodinámico), y en el que este ultimo se comunicará con sus alrededores por medio de “paredes”, pudiendo ser estas “aislantes” (no dejan pasar ni energía ni materia), “adiabáticas” (permiten el paso de energía pero no de materia) o “diatèrmicas” (permiten el paso de energía y materia, “equilibrios termodinámicos” (que se encuentran en función de lo que definimos como “variables termodinámicas” o “grados de libertad” del sistema termodinámico), y “temperatura” (que es una magnitud escalar relacionada con la energía interna de un sistema termodinámico, en donde los sistemas se dividen en sistemas abiertos (se da cuando existe un intercambio de masa y de energía con los alrededores; por ejemplo, un coche. Le echamos combustible y él desprende diferentes gases y calor), sistemas cerrados (se da cuando no existe un intercambio de masa con el medio circundante, sólo se puede dar un intercambio de energía; un reloj de cuerda, no introducimos ni sacamos materia de él. Solo precisa un aporte de energía que emplea para medir el tiempo), y sistemas aislados (se da cuando no existe el intercambio ni de masa y energía con los alrededores; ¿Cómo encontrarlo si no podemos interactuar con él? Sin embargo un termo lleno de comida caliente es una aproximación, ya que el envase no permite el intercambio de materia e intenta impedir que la energía (calor) salga de él. El universo es un sistema aislado (y para efectos prácticos, también el único sistema cerrado que conocemos), ya que la variación de energía es cero \Delta\ E = 0)) . Las Tres Leyes de la Termodinàmica giran en torno a estos que para cuestiones de didáctica llamaremos “principios básicos”, para sistemas cerrados (para paredes aislantes). La entropìa, que está relacionada con la Segunda Ley de la Termodinámica, solamente vale para este tipo de sistemas aislados.

    Son Las Tres Leyes de la Termodinámica Clásica, antecedidas por lo que se conoce como Ley Cero, las siguientes:

    -> Principio Cero: Este principio o ley cero, establece que existe una determinada propiedad denominada temperatura empírica θ, que es común para todos los estados de equilibrio termodinámico que se encuentren en equilibrio mutuo con uno dado.

    En palabras llanas: «Si pones en contacto un objeto frío con otro caliente, ambos evolucionan hasta que sus temperaturas se igualan».

    El “equilibrio termodinámico” de un sistema se define como la condición del mismo en el cual las variables empíricas usadas para definir o dar a conocer un estado del sistema (presión, volumen, campo eléctrico, polarización, magnetización, tensión lineal, tensión superficial, coordenadas en el plano x, y) no son dependientes del tiempo. El tiempo es un parámetro cinético, asociado a nivel microscópico; el cual a su vez está dentro de la físico química y no es parámetro debido a que a la termodinámica solo le interesa trabajar con un tiempo inicial y otro final. A dichas variables empíricas (experimentales) de un sistema se las conoce como coordenadas térmicas y dinámicas del sistema.

    -> Primera Ley de la Termodinámica: También conocida como “principio de conservación de la energía para la termodinámica”, establece que si se realiza trabajo sobre un sistema o bien éste intercambia calor con otro, la energía interna del sistema cambiará.

    En palabras llanas: “La energía no se crea ni se destruye: solo se transforma”.

    -> Segunda Ley de la Termodinámica: Esta ley marca la dirección en la que deben llevarse a cabo los procesos termodinámicos y, por lo tanto, la imposibilidad de que ocurran en el sentido contrario (por ejemplo, que una mancha de tinta dispersada en el agua pueda volver a concentrarse en un pequeño volumen). También establece, en algunos casos, la imposibilidad de convertir completamente toda la energía de un tipo en otro sin pérdidas (los refrigeradores son el mejor ejemplo de esto). De esta forma, la segunda ley impone restricciones para las transferencias de energía que hipotéticamente pudieran llevarse a cabo teniendo en cuenta sólo el primer principio. Esta ley apoya todo su contenido aceptando la existencia de una magnitud física llamada entropía, de tal manera que, para un sistema aislado (que no intercambia materia ni energía con su entorno), la variación de la entropía siempre debe ser mayor que cero.

    Lo que muchas veces se conoce como Tercera Ley de la Termodinámica es una cosa que esta en controversia (de hecho, en la amplia mayoría de los libros técnicosy científicos, las dos primeras leyes mas el principio cero son considerados como Las Tres leyes de la Termodinámica), y tiene que ver CON LA IMPOSIBILIDAD DE ALCANZAR EL CERO ABSOLUTO (0 grados Kelvin o -273.16 grados Centigrados). A este postulado se le conoce como “Principio de Nerst”, pero no es necesario para el entendimiento de la Termodinámica Clásica.

    Recordando que todo esto se encuentra definido para sistemas cerrados, tenemos que “los grados de libertad del sistema” (definidos por las variables termodinámicas) indican las restricciones geométricas de las variables mecánicas y térmicas a las que un sistema se encuentra sometido, e indican el grado de entropìa de un sistema cerrado. Ahora bien, recordemos que un sistema es aislado cuando las paredes aislantes no permiten interacciòn alguna con sus alrededores. O sea: las paredes no permiten intercambio de ningùn tipo de energìa ni de materia entre el sistema y los alrededores, y se supone del sistema que sus dimensiones son tales que no èste no se encuentra afectado por la gravedad. De hecho, para ser mas tècnicamente precisos, la entropìa aplica en sistemas aislados.

    Ahora bien, ¿qué pasa con los sistemas abiertos?

    En termodinàmica clàsica, incluso en la termodinàmica de los sistemas naturales (que son considerados sistemas abiertos ya que sus “paredes” permiten el intercambio de energía y materia),  existen tres tipos de sistemas: Aislados, Cerrados y Abiertos (Greg Anderson: “Thermodynamics of Natural System”, pp. 10-11). Y cualquier explicación del comportamiento termodinámico de estos sistemas abiertos intenta llevarse a lo ya conocido en los sistemas cerrados tratados en la mecánica clásica, al menos en principio.

    Ahora bien, las definiciones en termodinámica excluyen las fases en que se dan los procesos de intercambio de energía y se definen con base en los estados iniciales y finales del proceso (es algo así como venir a decir “que solo nos interesa el resultado sin preocuparnos de la forma en que los obtuvimos”, ya lo vimos líneas arriba). Por ejemplo: podemos llevar el agua de la temperatura ambiental a su punto de ebullición si calentamos el recipiente (suministramos energía externa) que contiene esa agua. Pero también podemos calentarla si suministramos energía mecánica al agua contenida en ese recipiente por medio de unas paletas introducidas hechas girar a una velocidad constante determinada (experimento de Rumford). Es decir, hemos obtenido la misma transferencia de energía por dos procedimientos diferentes (claro, puede alegarse en este punto cuestiones moleculares, pero es necesario recordar que la Termodinámica Clásica es una ciencia fenomenológica, experimental y macroscópica, lo que también  mencionamos líneas arriba), y todo lo explicado se extrapola sin problemas a todos los problemas que toca la disciplina, ya que si existiese un sólo punto en el cual una sola de las leyes termodinámicas no aplicara, toda la física pero igual la ingeniería que conocemos hasta hoy se vendría abajo. Como se ve, una propuesta de ese estilo, tan extraordinaria, requiere de demostraciones igualmente extraordinarias, porque de lo contrario, se aplica entonces la Navaja de Hitchens: “Lo que puede ser afirmado sin pruebas, puede ser descartado sin pruebas”.

  7. Este comentario pertenece a este blog y no al blog censor

    Pues me temo que te lo ha censurado… Qué sorpresa verdad? :mrgreen:

    Cualquiera diría que tiene la necesidad de censurar pues no puede defender sus articulos llenos de ignorancia y estupidez.
    ¿Por qué eso siempre pasa en los blogs creacionistas y no en los blogs de ciencia (salvo con troles suelta versículos bíblicos)?
    :mrgreen:

    Marco tu comentario como censurado por Logos77 por ser esta incapaz de entender ni defender las bobadas que publica.

    Un saludo a todos

  8. Este comentario pertenece a este blog y no al blog censor

    ¡Pero Darío como vas a terminar semejante repaso mencionando a Hitchens! Con eso aseguraste tu censura, claro porque el resto ni lo haya entendido la “investigadora”. :mrgreen: :mrgreen:

    Ya sabes, su mente se mueve en otras aguas, amorosas o violentas según sea el caso, pero en fin, tu argumento ha quedado invalidado por citar a uno de los (múltiples) enemigos de logos77. (Nota: Anita de mi vida, si me lees te invito a que nos contestes en este espacio donde la censura no existe, veras que guay que es debatir)

  9. Este comentario pertenece a este blog y no al blog censor

    Me apuesto lo que queráis que si cambiásemos un poco el texto de Darío y Logos77 no sospechase que viene de un “ateo satánico” lo publicaría sin problemas.

    Quedaría algo así:

    “Cuanta razón, estos evolucionistas no saben de que hablan ni entienden lo que leen.

    La Termodinámica Clásica (sobre la que descansa buena parte de nuestra ciencia y nuestra industria) es una ciencia fenomenológica (estudia fenómenos físicos perfectamente determinados), experimental (su propia historia lo indica: nace en la primera revolución industrial y es hasta el siglo XIX que se empieza a formalizar su teoría, además de que toda su teoría es comprobable experimentalmente) y macroscópica (trabaja con elementos de nuestra cotidianidad, como la mecánica clásica), ya que en caso de dedicarse a la parte microscópica, a la termodinámica clásica se le llama física estadística, y de todos modos se quedan las leyes de la termodinámica clásica.

    La termodinámica, para poderla entender,…

    … ya que si existiese un sólo punto en el cual una sola de las leyes termodinámicas no aplicara, toda la física pero igual la ingeniería que conocemos hasta hoy se vendría abajo.

    ALABADO SEA DIOS

    DIOS TE BENDIGA HERMANO”

    Seguro que lo publicaría

    😀 😀 😀

  10. Este comentario pertenece a este blog y no al blog censor

    Hola:

    olvidé agregar que el escrito está apoyado con la Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Termodin%C3%A1mica.

    Y quiero agregar que noten que no hago uso del “concepto” de desorden, para hablar de la entropía. En todo lo que he estudiado no he encontrado una sola definición de “orden” (y ni que decir de “desorden”) que sirva de base para una discusión sensata de entropía.

    Por supuesto, pedir que la neurona que le funciona a Ana entienda esto es pedir que vuelva a nacer, pero es seguro que la humanidad no puede tropezar dos veces con la misma desgracia :mrgreen:

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s