El orgullo espiritual ¿qué es? Quizá sea hora de examinarnos

DEL BLOG “LA GRACIA DE DIOS” AUTOR LOGOS77

http://logos77.wordpress.com/2014/09/27/el-orgullo-espiritual-que-es-quiza-sea-hora-de-examinarnos/


MUCHOS DE NOSOTROS (y me incluyo) somos culpables de orgullo espiritual. Parecería mentira que esto pudiera ser parte de nuestra vida después de haber sido salvos por la gracia de Dios. Sin embargo hay día nos encontramos sumergidos en una teología que es una mezcla de gracia y obras. Nuestro Cristianismo se ha corrompido en parte de la misma forma que les pasó a los Gálatas a los que Pablo advirtió con mucha preocupación empezando en el capítulo 1 de Gálatas. Habiendo recibido el evangelio de la Gracia por revelación directa del Señor Jesús el cual se le apareció camino de Damasco (Hechos 9), Pablo insistía una y otra vez en que igual que empezamos la vida Cristiana por la gracia de Dios, debemos continuar el camino que empezamos no cayendo de nuevo en la mentalidad de las obras. Parece que muchos de nosotros volvemos a caer en la trampa de vivir la vida Cristiana confiando en nuestras buenas obras.

NO ESTOY DICIENDO QUE no debemos hacer buenas obras, claro que sí, pues Efesios 2:10 dice: “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús PARA buenas obras”.

ESTO LO CREO FIRMEMENTE, pues ademas de ese pasaje tenemos uno aún más claro. Jesús dijo: “Por sus frutos conoceréis a los que son verdaderos”. Pablo por su parte, nos insta a observar lo que nos rodea y escoger bien. “Examinádlo todo, y retened lo bueno” 1 Tesalonicenses 5:21.

SIN EMBARGO MUCHAS veces no nos damos cuenta que juzgamos las vidas de otros que no viven como nosotros, intentando guardar la ley a la perfección y nos consideramos superiores superiores a ellos. En primer lugar no podemos conseguir esto, y en Segundo lugar eso es orgullo espiritual y un pecado que Dios aborrece. Recordemos la parábola del Fariseo y el Publicano.

AHORA BIEN, no quiero que nadie me malinterprete. No estoy diciendo que la Biblia prohibe al creyente juzgar la conducta de otros, pues al contrario, la Biblia dice que los que somos espirituales podemos juzgar todas las cosas 1 Corintios 2:14-16. Así que ésto se llama discernimiento espiritual que no es lo mismo que orgullo espiritual.

ENTONCES ¿cómo podemos saber si estamos siendo orgullosos espiritualmente?

UNA DE LAS FORMAS en que hacemos esto es comparandonos unos con otros. ¿Hace cierto creyente cosas que yo no hago porque soy más espiritual que él/ella? ¿Tiene libertad un hermano o hermana de hacer cosas que nosotros no hacemos? ¿Hago bien cuando juzgo lo que hacen otros hermanos porque “yo” no lo hago ni lo hacen otros que “yo” considero más espirituales?

HAY MUCHO QUE decir sobre este tema y espero que lo estudiemos juntos para ser mejores testimonios de nuestro Señor, el cual es Amor y Gracia infinita. Creo que sin darnos cuenta podemos hacer que con nuestra actitud muchos malinterpreten el evangelio y el amor de Jesucristo.

Santa Biblia. Vs. Reina Valera

Anuncios

3 thoughts on “El orgullo espiritual ¿qué es? Quizá sea hora de examinarnos

  1. Rina, puede que no entiendas este mensaje. Me estoy aplicando “el cuento” a mí. He hablado en terminos generales incluyendome a mí. ¿No lo has notado?

    En cuanto a que todo lo que predico es pura contradicción esa es tu opinion, la cual no me extraña porque hablas como uno que no conoce al Señor. Los creyentes seguro que me entenderán. Y si no lo hacen lo discutiremos.

    Dios te bendiga

  2. COMENTARIO CENSURADO POR LOGOS77 (USUARIO BLOQUEADO)

    “¿No lo has notado?”

    Si, pero es pura fachada. Te muestro unas frases TUYAS de las miles que hay en tu blog que dicen justo lo contrario.

    “Los que hemos aceptado a Cristo como Salvador estamos bajo la gracia y hemos sido perdonados de todos nuestros pecados: Los pasados, los presentes, y los futuros.”

    “Recuerda la cama de los gusanos que te espera cuando te acuestes de noche en la que tienes ahora. No sabes cuanto te queda de vida, puedes salir esta tarde y no regresar vivo a tu casa. Recuerda la cama que le vas a legar a tus pobres hijos . . .”

    “No soy yo quien te juzga, sino el Espíritu que vive en mí. Es la Palabra de Dios quien te juzga.
    Los santos vamos a juzgar a los ángeles, así que debemos ir aprendiendo juzgando las cosas de este mundo(1 Corintios 6:1-3). Los santos somos todos los creyentes verdaderos, y los que somos maduros estamos en condiciones de juzgar o discernir, que es básicamente lo mismo. ”

    Estas son tus palabras y no me he entretenido en buscarlas, son solo las primeras que he encontrado en tu blog leyendo un poco.

    Dices:

    “En cuanto a que todo lo que predico es pura contradicción esa es tu opinion, la cual no me extraña porque hablas como uno que no conoce al Señor. Los creyentes seguro que me entenderán. Y si no lo hacen lo discutiremos.”

    ¿Ves? Confirmas lo que digo. No se trata quien crea o no en Dios, se trata de quien no crea o no este de acuerdo con lo que TÚ dices.

    Te crees la voz de Dios y no lo eres. Dices que no conozco al Señor tan solo porque no estoy de acuerdo con tus prédicas.

    Hay que temer a los lobos vestidos de piel de cordero.

    Mateo 7:15

    Los reconocerán por sus acciones

    15 »Cuídense de esos mentirosos que pretenden hablar de parte de Dios. Vienen a ustedes disfrazados de ovejas, pero por dentro son lobos feroces.

    PD: Veo que no me dejas contestarte. Confirmas mis sospechas Mateo 7:15

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s