Mi testimonio personal: Cómo nací de nuevo en Cristo

DEL BLOG “LA GRACIA DE DIOS” AUTOR LOGOS77

http://logos77.wordpress.com/2012/03/22/mi-testimonio-personal-como-naci-de-nuevo-en-cristo/


Ya que he mencionado tantas veces la necesidad de nacer de nuevo en Cristo y publicado el testimonio de otros, he considerado apropiado relatar mi conversión.

Mi vida antes de nacer de nuevo era una vida sin ilusiones. Había tenido una vida familiar bastante triste y unos padres que no se llevaban bien. No había amor en mi hogar sino peleas constantes.

Yo me casé joven pero debido a lo vivido en mi hogar las cosas no iban bien en mi matrimonio a pesar de habernos casados muy enamorados. Por más que intentábamos llevarnos bien no lo conseguíamos. A los pocos años nos separamos.

Unos años después conocí a un señor en la oficina donde trabajaba. La gente hablaba a sus espaldas y decían que era protestante. Eso me intrigó. Como trabajábamos juntos llegó un día que tuve la oportunidad de preguntarle.

“¿Es verdad que usted es protestante?”, le pregunte. “Bueno”, me dijo con una sonrisa, “así es como nos llaman, pero en realidad yo soy cristiano”. No entendí, ¿no somos todos los católicos cristianos?

Otro día le pregunto: “Oiga, Juan, ¿ustedes creen en la Virgen?”. “Sí, me contestó, pero solo creemos lo que la Biblia dice de la Virgen. Lo que la Biblia no dice, no lo creemos”.

“Y ¿creen ustedes en el Papa?”. Me contesta, “no, la Biblia no habla de ningún Papa”.

Yo le dije: “La Biblia, la Biblia, siempre que le pregunto algo me contesta igual, que lo dice la Biblia. La Biblia es un libro escrito por hombres, ¿por qué le da tanta importancia?”.

“Es escrita por hombres, pero está inspirada por Dios” me contestó. Yo después me quedaba pensando y meditando en todo lo que decía el Sr. Juan.

A todo esto Juan tenía muy buen testimonio. Era diferente de los demás hombres que trabajaban allí. Él siempre ayudaba a todo el que podía desinteresadamente, no gastaba bromas de connotación sexual, y su vida reflejaba mucha paz. Los demás lo respetaban mucho.

Cuando Juan vio que le hacía tantas preguntas decidió invitarme a la iglesia evangélica en la que era uno de los pastores. El Domingo siguiente decidí asistir. En aquellos tiempos había pocas iglesias evangélicas en el sur de España, pero a pesar de ser tan poquitos en la congregación había un espíritu diferente y me recibieron con mucho cariño. Había allí un ambiente de amor y paz que me impresionó. Era justo lo que necesitaba. Las alabanzas que cantaron me tocaron el corazón. Nunca había oído semejantes palabras. Lo único que conocía era la solemnidad y frialdad de la iglesia oficial. Decidí que volvería a la pequeña congregación pues empezó a darme ánimos. Me regalaron una Biblia, mi primera Biblia. Todavía la tengo de recuerdo. Pero no encontré la salvación alli pues no era el tiempo todavía.

Previamente a esto, me estuvieron visitando por un tiempo los Testigos de Jehová. Gracias al Señor que no caí en esa secta, el Señor me protegió del error.

Con el tiempo me volví a casar y esperaba que quizá ésta vez podría ser feliz, pero no fue así sino que problemas parecidos a los de mi anterior matrimonio me causaron cierta depresión de nuevo. No tenía paz y era normal pues si no naces de nuevo sigues cometiendo los mismos errores y ni sabes cuál es el problema.

Un día me invitaron a unos estudios bíblicos en una célula cristiana. En el estudio bíblico oí por primera la expresión “ser salvo”. Todos los que asistían a ese estudio decían haber sido salvos. Estaban llenos de gozo y confianza. No tenían ninguna duda que si se morían esa misma noche se iban directamente con Jesús. Eso fue un shock para mí. Nunca en mi vida había oído semejante cosa.

Durante un tiempo de haber estado asistiendo a una iglesia evangélica y tener una Biblia (que no leía o estudiaba), consideraba que yo ya estaba bien con Dios, aunque no tenía paz ni hubiera podido decirte cómo conocer a Jesús y recibir la vida eterna o salvación.

Cuanto más conocía a estas personas de los estudios bíblicos, más notaba lo diferentes que eran de los demás. Confiaban totalmente en Cristo como su Salvador personal y oraban en voz alta sin vergüenza alguna. Amaban a los demás de forma desinteresada y se sacrificaban por otros incluso por los que casi conocían.

Empecé a estudiar la Biblia a fondo buscando respuestas. Después de conocer a estas personas y ver la paz y seguridad que tenían en su relación con Jesús, sabía que ellas estaban muy cerca del Señor y yo no.

Un día decidí hablar a solas con la persona que dirigía el estudio bíblico. Ese día fue el más importante de mi vida.

Cuando le pregunté, “¿Cómo es que ustedes pueden decir sin lugar a dudas que si se mueren esta misma noche se van directamente al cielo con el Señor? Yo no entiendo eso, yo no puedo decir semejante cosa y también creo en Jesucristo”.

Con mucha sabiduría me contestó que la Biblia nos enseñaba que todos los que han confiado en Cristo para su salvación arrentiendose de sus pecados, son salvos y han pasado de muerte a vida.

Cogió la Biblia y empezó a mostrarme el plan de Dios para la salvación del hombre. Empezó con Romanos 3:10-13 “No hay justo ni aún uno”. Romanos 3:23 “por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios”.

Siguió con Romanos 6:23 “la paga del pecado es la muerte, pero EL REGALO DE DIOS, es vida eterna en Cristo Jesús, señor nuestro”.

Juan 3:16 “porque de tal manera amó Dios AL MUNDO, que ha dado a su Hijo unigénito, para que TODO AQUEL que en él cree, no se pierda mas tenga vida eterna”.

“La vida eterna, la salvación, es un regalo de Dios”, me dijo, “no es por hacer buenas obras, sino por la fe en Jesucristo”, Efesios 2:8-9: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe, y esto no de vosotros, pues es don de Dios(regalo de Dios), NO POR OBRAS, para que nadie se gloríe”. Seguro que me leyó otros pasajes hasta que vió que yo había entendido, no los recuerdo todos.

Entonces cerró la Biblia. Se la puso en una mano y me explicó:

“Mira. Digamos que esto es un regalo para ti. Yo te lo ofrezco, es para ti, pero si no lo aceptas no pasa a ser tuyo. Tienes que aceptarlo.”

Así es la salvación de Dios en Cristo. Es un regalo que hay que aceptar. No hay que trabajar para conseguirlo, es un regalo es la oferta de Dios al pecador.

Entonces volvió a abrir la Biblia y me leyó Romanos 10:13 “porque todo el que invocare el nombre del Señor, será salvo”.

Dios te ofrece la salvación. Es un regalo que hay que aceptar por la fe en Jesucristo. No hay ninguna obra que puedas hacer para conseguir tu salvación pero tienes que arrepentirte de tu vida pasada e invocar su nombre creyendo que solo él te puede salvar POR LA FE en su sacrificio en la cruz. Él pagó todos tus pecados y ahora te ofrece el perdón. Cada persona tiene que hacer esto personal. No pienses solo en terminos generales, ‘Cristo murió por todos los hombres’, sino piensa y dí “Cristo murió por mí. No hay nada que yo pueda hacer. Él lo ha hecho todo”.

Todavía no entendía algo. Le hice una pregunta que no recuerdo bien, pero recuerdo la respuesta, Ezequiel 18:4 “el alma que pecare, esa morirá”. Eso terminó de abrirme los ojos. Fue como si hubiera tenido unos visillos delante de mi y solo veía de forma velada pero sin entender. En eso momento se corrieron los visillos y por fin ví claramente. Si no aceptaba el plan de Dios para la salvación por medio del sacrificio de Cristo, yo tendría que pagar por mis propios pecados en el infierno.

En ese momento estaba bajo convicción del Espíritu Santo. En ese momento entendí claramente por primera vez en mi vida por qué Jesucristo tuvo que morir para salvarme. No había otra salida. Estaba en pecado y solo Jesucristo podía sacarme de la condición en la que me encontraba. Su muerte era la paga de mi pecado, él pagó la deuda y por eso podía ofrecerme la salvación. Por fin después de tantos años de oír de la muerte de Cristo en la cruz entendí claramente el motivo por el que tuvo que morir. TUVO QUE MORIR. No había otro remedio, no había otro Camino. No había nada que yo pudiera hacer excepto arrependirme y creer. Las buenas obras, ir a la iglesia, confirmarme, confesarme con el sacerdote, dar dinero a la iglesia, NADA ABSOLUTAMENTE NADA, solo aceptar el regalo de la salvación POR FE podía satisfacer la justicia de Dios.

Alguien tenía que pagar por mis pecados: O los pagaba yo en el infierno o dejaba que los pagara Cristo en mi lugar en la cruz. No había otra salida. Todo quedó claro como el agua. Tenía una decisión que tomar. El miedo a morir sin Cristo se apoderó de mí. Vi que me esperaba el infierno porque un solo pecado era suficiente para mandarme allí (Santiago 2:10). Dios es perfecto no puede permitir ni un pecado en su presencia.

“La sangre de Jesucristo su Hijo, nos limpia de todo pecado” 1 Juan 1:5-10, 2:1-2.

Jesús dijo:
“De cierto, de cierto te digo: el que no nazca de nuevo no puede ver el reino de Dios. Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espiritu es. Por tanto no os extrañeis que os diga: Os he necesario nacer de nuevo” Juan 3.

Ese día me arrodille ante Dios en oración y le pedí a Jesús perdón por mis pecados y que entrara en mi corazón y me salvara.

Apocalipsis 3:20

“He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo”.

No hay palabras para poder expresar la paz y alegría que llenó mi corazón en ese momento. Se me quitó un gran peso de encima. Me habia librado de un gran peso. Mi alegría no se podía contener. Enseguida empecé a contárselo a todos los que conocía empezando por mi familia. Ellos no tenían ni idea de lo que yo había experimentado y más bien se asustaron pensando que me había convertido a una secta. Pero lo que había sucedido es que había nacido de nuevo por el Espíritu de Dios.

Con el tiempo y viendo mi fe y mi vida algunos de ellos también se convertirían. Toda la gloria es para el Señor, pero él usa a sus siervos por medio de su Palabra para llevar el Evangelio a los perdidos.

Hoy día tengo la seguridad de tener “vida eterna y de haber pasado de muerte a vida” (Juan 5:24). Soy una nueva criatura, las cosas viejas pasaron, todas son hechas nuevas, (2 Corintios 5:17). Toda la gloria es para el Señor Jesucristo porque él es el único que la merece. Por eso no es orgullo decir que somos salvos, sino agradecimiento y Fe.

Quiero compartir con todos la salvación de Dios en Cristo porque sé que al igual que yo hay muchos que están oprimidos por el diablo y el pecado que mora en ellos como moraba en mí.

Si alguien quiere ayuda espiritual, o cualquier tiene alguna pregunta me puede dejar un comentario corto y podemos hablar por mail si lo prefiere.

Bendiciones a todos

Ref. Santa Biblia, ver. Reina Valera

Anuncios

21 thoughts on “Mi testimonio personal: Cómo nací de nuevo en Cristo

  1. Logos 77, me podrìas proporcionar el link donde publicaste en un artìculo anterior cuantas muertes ha causado el comunismo en Rusia y China de personajes que fueron ateos como Lenin, Stalin y Mao Tse-tung.

    Gracias por tu atenciòn Jesucristo te bendice y muy bonito testimonio.

    Me gusto mas esto:

    “Previamente a esto, me estuvieron visitando por un tiempo los Testigos de Jehová. Gracias al Señor que no caí en esa secta, el Señor me protegió del error.”

    “Alguien tenía que pagar por mis pecados: O los pagaba yo en el infierno o dejaba que los pagara Cristo en mi lugar en la cruz. No había otra salida. Todo quedó claro como el agua. Tenía una decisión que tomar. El miedo a morir sin Cristo se apoderó de mí. Vi que me esperaba el infierno porque un solo pecado era suficiente para mandarme allí (Santiago 2:10). Dios es perfecto no puede permitir ni un pecado en su presencia. ”

    Saludos

  2. Saludos Beatrix,

    Gracias por tu apoyo y comentario.

    Mi testimonio es cómo el Señor me sacó de las tinieblas en las que estaba. El Señor me mostró su amor por medio de unos creyentes genuinos y eso fue algo especial. Los ateos que leen este blog, (y son muchos) poco a poco van a ir entendiendo. Ellos seguramente nunca en su vida han oído el verdadero Evangelio sino el de la iglesia católica, el cual es un evangelio corrompido y por lo tanto sin poder real.

    Nunca debemos olvidar que la Palabra de Dios tiene poder para convertir el corazón del pecador, por lo que cuando damos testimonio a otros siempre debemos usar la Palabra.

    Salmo 19:7a
    “La Ley de Jehová es perfecta QUE CONVIERTE EL ALMA”.

    Les recomiendo que si quieren testificar a alguno usen la Palabra de Dios siempre que sea posible. Incluso si no tienen la Biblia a mano, pueden memorizar pasajes claves y usarlos en su momento. Como por ejemplo estos:

    Romanos 3:10 “No hay justo ni aún uno”.
    El mundo dice que la gente es buena en general, pero la Biblia dice lo contrario. No podemos depender de nuestras buenas obras, pues ellas no nos pueden salvar. Solo Cristo salva, por eso es el Salvador del mundo.

    Romanos 6:23
    “La paga del pecado es la muerte, pero el regalo de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, Señor nuestro”.

    El mundo cree que si haces buenas obras Dios te va a premiar. Eso no es cierto, porque se necesita la gracia de Dios por medio de la fe en Cristo, y nuestras buenas obras son peor que basura para Dios EN CUANTO A LA SALVACIÓN, (Isaías 64:6).

    La vida eterna es un REGALO, y como tal no hay que trabajar por ello, solo hay que aceptarlo.

    Hebreos 11:6
    “Sin fe es imposible agradar a Dios”.

    Efesios 2:8-9
    “Por gracia soís salvos por medio de la Fe, y esto no de vosotros pues es don de Dios. No por OBRAS para que nadie se gloríe”.

    Así que somos salvos por medio de la Fe, no por nuestras buenas obras. Tomen nota, queridos amigos ateos.

    Que el Señor te siga bendiciendo. Abrazos.

  3. Precioso encuentro con Jesús, sin duda quien le encuentra, tiene vida eterna, y no se si te paso a ti, pero al día siguiente que le entregaste tus áreas completamente, comenzaste a ver un mundo completamente distinto (literalmente), a mi me paso, miraba las casas de mis vecinos preciosillas, a mi sobrina la miraba como un ángel, no se los árboles, los pájaros todo me parecía como si era la primera vez que comprendía todas las cosas, allí nací de nuevo.

    ¡Sigue adelante que pronto nos vamos!

  4. Excelente testimonio mi querido hermano, me servira para compartir el mio proximamente.
    Que el Señor te bendiga siempre!

  5. Gracias por tu comentario, Guillermo.

    Siempre ayuda e inspira oir los testimonios de otros hermanos para aclararnos la mente y examinarnos para ver si tenemos una experiencia del nuevo nacimiento, un encuentro personal con Cristo, tal y como le pasó al apóstol Pablo (Hechos 9) y le explicó el Señor a Nicodemo (Juan 3). Hay algunos que se consideran cristianos o creyentes cuando no han tenido en realidad esa experiencia que es fundamental para la salvación.

    Algunos son solo reformados, algo que no es lo mismo que nacer de nuevo. Una cosa es reformarse, lo cual es un cambio que lo hace la persona en sus propias fueras y voluntad, y otra cosa es nacer de nuevo por medio del Espíritu Santo cuando estudia y comprende la palabra de Dios.

    Los mismos reformadores tal como Lutero y Calvino solo consiguieron reformar la iglesia, pero siguieron creyendo y practicando doctrinas falsas. No solo eso, sino que hasta persiguieron y martirizaron a los que sí estaban naciendo de nuevo en Cristo y se bautizaban después de su conversion. Lutero y Calvino continuaban con la práctica de bautizar a los infantes, cosa que es antibíblica.

    Acabo de enterarme que Lutero y Calvino creían en la inmaculada concepción de María y que siempre fue virgin, lo que quiere decir que no aceptaban que Jesús tuvo otros hermanos. Se ve que no leian las Escrituras, o solo parte de ellas, o lo que es peor, seguian temiendo a la iglesia católica.

    Bendiciones hermano

  6. Hola, solo quería comentar que en el ultimo comentario de Logos77 a Guillermo hay una error, dice que “..no aceptaban que Jesús tuvo otros hijos”, debería decir hermanos. Esto lo comento porque con eso de que andan muchos diciendo que Jesús se casó con Magdalena y tuvo hijos, no vaya a prestarse a confusión.. Saludos y hermoso testimonio de conversión.

  7. Hola Jorge, gracias por tu visita. ¿Tienes alguna pregunta sobre las cosas de Dios? Las puedes mandar directamente a esta dirección y procuraremos contestarte de la mejor forma.

    Espero tus preguntas.

    Saludos

  8. Quiero dejar mi testimonio para ayudar a creer a otras personas de todo lo que Dios ha hecho en mi vida lo maravilloso que ha sido conocer a nuestro Señor Jesús, esta empezando a ordenar todo en mi vida y mi familia…. he dejado de decir malas palabras, dándome seguridad y confianza, quitando las ataduras,,,
    Hace tiempo tome una palabra que dijo la pastora sobre sanidad en mi periodo ya que sentía mucho dolor cada vez que me llegaba sobretodo en el primer dia,, y hoy sorprendentemente ya no senti dolor y me llego hoy,,, me siento sana y feliz, inmensamente feliz.. tenemos un Dios grande , que nos ama nos cuida y sabe todo de nosotros..

  9. Hola Vanesa, gracias por tu visita y tu testimonio.

    Siempre es bueno que compartamos con otros las cosas maravillosas que el Señor hace con nosotros cuando vamos a él con fe. Es triste que debido a los malos ejemplos de muchos, y algunos veces de nosotros mismos, algunas personas no quieran ir a la iglesia o estudiar la Biblia para conocer al Señor.

    Me gustaria saber a que clase de iglesia asistes y dónde se encuentra.

    Muchas gracias.

    Bendiciones

  10. Lindo lo escrito me hace pensar mucho ahora entiendo porque siempre vuelvo a lo mismo y no consigo nada en la vida y siempre me siento vacio

  11. Gracias por estos testimonios, claro ejemplo de como las sectas religiosas se aprovechan de las situaciones de debilidad, amargura y enfermedades mentales (como tú has reconocido más de una vez) para captar adeptos a sus filas.

    Gracias

  12. Loquero, bienvenido!

    Sé que eres ateo y por lo tanto eres incapaz de entender estos testimonios porque tú no lo has experimentado. Es una lastima.

    Cuando Jesucristo vino al mundo, vino a buscar a los pecadores y son los pecadores como yo que necesitan de Él, o dicho de otra forma, son las personas como yo que saben cuanto lo necesitan.

    Si tú te consideras perfecto en tí mismo, entonces Jesús no vino para ti. No lo necesitas y en ese caso tampoco necesitas irte a vivir con Él en Su Reino.

    ¿Eres perfecto en tu mente y en tu conducta? Qué bien, felicidades. Debes ser un caso único porque la Biblia dice que no hay justo ni aún uno.

    Saludos

  13. COMENTARIO CENSURADO POR LOGOS77

    Gracias logos77 !!!!

    Pues te equivocas. Llamarte mala cristiana y mala persona no es ser ateo, es decir la verdad. Muchisima gente ya sabe que eres una farsante.

    Sé que eres mala cristiana y por lo tanto eres incapaz de entender estos testimonios porque tú nunca has razonado. Es una lastima.

    Interpretar la biblia literalmente es de asnos.

    ¿Así que Jonas vivió en la barriga de un pez 3 días, los burros hablan y los murciélagos son aves?

    Eso pone en la biblia. La biblia no debe tomarse literalmente.

    No estoy contra Dios, todo lo contrario, estoy en contra de gentuza que se hace llamar cristiano verdadero y son burros que hablan.

    Lo dicho sectas destructivas que se aprovechan de gente sin cultura o con problemas mentales para convertirlos en locos fanáticos religiosos. El mejor ejemplo tú misma, fanatismo e incultura .

    Yo no me considero perfecto, ni mucho menos. Eres tú con tu sobreviva la que cree que está segura de que merece estar junto a Dios, la que juzga y condena a los demás, la que no consiente que la contradigan, la incapaz de dialogar. Eres muy mala persona.

    Dios te juzgará

  14. Me encuentro lleno de gozo y alegría al demostrar el camino seguido para tener vida eterna en Cristo Jesús, he recopilado todas sus enseñanzas, hoy debo reconocer que soy Salvo por la fe en el Señor y con su ayuda y orientación invalorable durante casi un año de contacto directo; han pasado cuatro años y pienso que no hay edad para Convertirse al Cristianismo,. Permítame salir del tema por un momento a efectos, expresarle que el día que Usted nació, nacieron las flores.
    ¡¡ALABADO SEA EL SEÑOR CRISTO JESÚS!!

  15. COMENTARIO CENSURADO POR LOGOS77

    On +00002014-10-04T09:15:20+00:0031000000bSat, 04 Oct 2014 09:15:20 +0000UTC 23, 2008 at 11:59 am10 René said:
    Tu comentario está pendiente de moderación.

    logos77

    Yo soy creyente, pero no creo que Dios sea el monstruo que tu retratas. Dios es bondad.
    Interpretas mal la biblia y lo haces con vanidad.

    Yo creo que el Dios en el que tu crees es como tu, lleno de amargura y odio por todos los demás. Se ve en cada insulto que dedicas a quien no esta de acuerdo en cada coma de lo que dices.

    te crees un ser perfecto en tu mente y tu conducta, te crees justo y actas de juez, incluso dices que tienes que ir practicando pues tú juzgaras a los ángeles.

    No creo que seas un verdadero cristiano, los verdaderos cristianos no se comportan así

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s